¿Cómo elegir tu saco de box?

Sabemos que no todos los sacos de boxeo son iguales. Según el tipo de entrenamiento que realicemos se escogerá el tipo y tamaño de la bolsa. Para hacerlo más simple, trataremos basicamente tres puntos fundamentales para que escojas el saco de box correcto para ti.

1. EL PESO

Los especialistas recomiendan empezar con un saco que pese la mitad que tú. ¿Por qué?, si el saco de boxeo es más pesado, podría resultar más agresivo y hasta cierto punto dañino para tus articulaciones. Si es lo opuesto, un saco de box más ligero, rebotará fácilmente con la fuerza de tus golpes, por lo que tampoco estarás entrenando como es debido, no te sentirías a gusto.

Entonces, lo ideal para empezar, es que pese la mitad que tú. Si pesas 70 kilos, lo ideal es un saco de boxeo de 35 kilos. Conforme vayas entrenando y mejorando tu técnica podrás ir aumentando el peso.

Es muy importante que tengas en cuenta el peso antes de comprar un saco de boxeo, sobre todo si se trata del primero. 


2. EL MATERIAL

Existen diversos materiales para el saco de boxeo. Estos son los materiales de sacos de boxeo que más comúnmente encontrarás para entrenar. : de plástico (PVC), tela (lona) y piel sintética. Por ende, tambien varía el precio.

Saco de Boxeo de Lona: si es una buena lona, te durará mucho tiempo. las reparaciones son más sencillas. Usa guantes para no lastimarte con la superficie de la lona.

Saco de Boxeo de Piel Sintética (PU): este tipo de sacos de boxeo son muy resistentes y de muy buena calidad. Son posiblemente los más recomendados (depende del uso que le vayas a dar como todo en la vida). Este tipo de sacos se suele ver mucho en gimnasios ya que la relación calidad-precio-resistencia es muy buena. Presentan un mejor tacto y te durarán muchos más años que los otros materiales.

Saco de Boxeo de Piel Natural: son los más caros, pero el tacto es diferente. Requiere cuidado a fin de que no se cuarteen.


3. EL RELLENO.

Hemos explicado sobre el tamaño y el material de un saco de box, sin embargo, no es menos importante el relleno. pues determinará cómo es la sensación de golpear el propio saco. Si el relleno es agradable, la sensación también lo será. Relleno Una opción es de agua, porque es lo más similar al cuerpo humano que existe. Podrás comprarlo ya con el relleno o sin él. Muchos que vienen con relleno suelen tener un material sintético granulado que no tiene desperdicio alguno. Los resultados y la sensación que deja es bastante agradable. 

Relleno de trapos: deberás asegurarte de que la ropa queda metida a presión y con la consistencia suficiente para poder golpear después el saco. De lo contrario, el saco de box quedará fofo y definitivamente, no es agradable dar el golpe.

​Relleno de arena: tienden a ser más pesados que los sacos con otros materiales y son más resistentes al tiempo. la desventaja es que tiende a acumularse en la bbase, por eso algunos lo mezclan con espuma.

Relleno de  agua: proporciona una experiencia más realista en cada golpe. Son sacos que tienden a imitar los efectos que notarías al competir con una persona real. No tendrás daño en las articulaciones como la podrías tener con las de arena por su dureza. Es obvia la desventaja si se llega a romper.


Como hemos visto, no es lo mismo darle un uso de usuario principiante, que de avanzado o que vaya destinado a un gimnasio. Si es para una casa, tendrás que ver si tienes altura suficiente para un saco de 180 cm o quizás de 150 cm, etc. 

Ahora si, estas preparado para escoger el saco de box que necesitas. Si necesitas algo, contáctanos. Esperamos haberte ayudado a elegir el saco de boxeo perfecto.  

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Necesitas ayuda? Chatea con nosotros